Barra de vídeo

Loading...

06 julio 2016



Lo que siento en mi sangre hoy
es como cuando fluye
la arena que se desliza
por mis manos lentamente
Se que es irreverente
decirte hoy que te ame tanto
y que nuestras horas
transcurrieron apagadas
a pesar del fuego que brotaba
de tu música infinita
Y como relámpago extasiado
fui cayendo sobre tus ojos
ya casi cuando otra alba
paría en silencio un día cualquiera
Y como nueva infancia
volví a amarte con mas fuerza 
con miedo al viento
y a los engaños de media noche
Ahora cuando las horas
son como ramas suicidas
desparramadas sobre la tierra
de nuestros pasos perdidos,
ahora que no existe el fuego
de tu música exquisita,
siento correr por  mis manos
las horas sangrantes
de caricias olvidadas.



CUANDO TE MIRO

CUANDO TE MIRO CRECE EN MI CUERPO UN EJÉRCITO DE HORMIGAS Y AVANZAN RUMORES POR MIS MANOS SIENTO UNA ORGÍA DE SENSACIONES QUE ESTIR...