Barra de vídeo

Loading...

28 agosto 2016

REMOLINOS

 



A una caricia dilatada me confío
en un manantial de besos flotando,
convulsionan mis músculos y estallan
a pesar de no tener al tiempo de mi lado,
 que se esconde
en los amplios remolinos de tu cuerpo,
no hay imágenes, solo hay sombras
solo siento circulos de fuego,
que poco a poco se van acelerando,
hay mareas en el cuerpo convincentes
y en el cerebro abismos y relámpagos
la piel del agua, ya no es azul, mas bien dorada,
me va aproximando
al vértice central, con sed y lejano,
succionaré los barcos de tus manos
cuanto más apretados los anillos,
más rápido es el ritmo, y sin embargo
no me asaltan temores, ni inquietudes,
me engendran llamaradas y arrebatos,
Caribdis de mis sueños, que me conduces
al suelo del mar donde moran los ocasos, al paraíso
de las nereidas, que en mi sangre cabalgan
a lomos de delfines e hipocampos.
subcionenme tus aguas, y resbalo
al fondo de tu entraña, húmedo y blando,
y en mi caída exhalaré ese grito,
irreprimible con sabor a llanto.

CUANDO TE MIRO

CUANDO TE MIRO CRECE EN MI CUERPO UN EJÉRCITO DE HORMIGAS Y AVANZAN RUMORES POR MIS MANOS SIENTO UNA ORGÍA DE SENSACIONES QUE ESTIR...